No vamos a entrar en el mítico dicho de que “la comida entra por los ojos”, porque sería injusto para todos los  sentidos que intervienen en la degustación de un buen menú.

Pero no negamos que el sentido de la vista es determinante a la hora de apreciar un plato.

Un plato bien presentado, influye en el comensal de manera muy positiva.

Habitualmente, el cocinero se limitaba a interpretar las recetas tradicionales, sin embargo, en los últimos tiempos, la gastronomía ha evolucionado dando paso a la creatividad.

Surge así la llamada cocina de autor

Soltura, ingenio, singularidad…

¡Creatividad!

Así nace la cocina que despierta otros sentidos de manera similar a como puede hacerlo una obra de arte.

El método de preparación de los platos y de presentación en la mesa es un verdadero arte.

Y Hoy en día encontramos verdaderas obras de arte en la cocina.

La frase que hemos elegido para hoy define claramente el arte en la cocina:

“El cocinero no es una persona aislada, que vive y trabaja sólo para dar de comer a sus huéspedes. Un cocinero se convierte en artista cuando tiene cosas que decir a través de sus platos, como un pintor en un cuadro” (Joan Miró)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: